Nuevo Papa

Suegro.- ¿Ya has felicitado a la competencia?
El Papa.- ¿A quién?
Suegro.- Al Papa Copto.
El Papa.- Sí. Por cierto: nos ha costado saber si escribíamos bien el nombre. Pero de competencia nada.
Suegro.- ¿Cómo que nada? Todos los periódicos hablan del Papa Copto. Yo creí que Papa sólo había uno…
El Papa.- Bueno. Ya sabes que mucho es desconocimiento. No lo tiene fácil Tawadros II. A ver cómo se lleva con los “Hermanos Musulmanes” de Egipto.
Suegro.- Sí, sí: hermanos… Yo diría más bien cuñados.
El Papa.- Pensar que todos adoramos al mismo Dios y que nos matamos unos a otros. ¿Por qué seremos así?
Suegro.- Porque hay mucho cabestro y descerebrado en los dos lados. También en el tuyo.
El Papa.- !Qué dices!
Suegro.- Lo que oyes. Y lo malo es que a veces tú los alientas. Quizás sin pretenderlo, pero los alientas.
El Papa.- No creas que no me quita el sueño el buscar el camino para que no manipulen mi mensaje y al mismo tiempo no parecer débil ante los que nos están asesinando a gente sólo por ser cristianos. Es un drama y me siento un inútil. No sé si esto me sobrepasa.
Suegro.- Pues algo tendrás que hacer. Me voy, que voy a acabar haciéndote llorar.Alegra esa cara hombre: ¿No dices que Él está contigo?

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: