¿Ganó Obama?

Suegro.- ¿Ha ganado el tuyo?
El Papa.- ¿Qué mío?
Suegro.- ¿Te estás quedando conmigo? Obama o Romney.
El Papa.- Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.
Suegro.- No me vengas con frases de tu amiguito. ¿Ha ganado el que querías o no?
El Papa.- Yo no quería uno u otro. Cada día estoy más convencido de que no somos de este mundo y que no debemos estar aliados con el poder porque estaremos contra los pobres.
Suegro.- No piensan así muchos de tus capitanes… Por cierto, dónde anda el crack del Cardenal de New York ¿o también se ha ido de fin semana a Portugal…?
El Papa.- ¡Qué ácido eres! Está en su sitio. Hablé ayer con él. Me ha dicho que ahora querría tener más poder que nunca, para que le escucharan los poderosos.
Suegro.- ¿Por qué ahora?
El Papa.- Porque hoy, que ya han pasado las elecciones, empieza el verdadero drama de muchos newyorkinos que lo han perdido hoy. Pasadas las elecciones, se olvidarán de ellos. Y este inverno morirá mucha gente en la calle de frío y hambre ¡Eso en América! ¡Cómo estarán a Haití! Para eso nos vale el poder, para eso le vale ser cardenal: si fuera un simple cura no le escucharía nadie.
Suegro.- Bueno, pero ¿Obama o Romney?
El Papa.- ¡Pesado eres! ¡Anda, vete a dar una vuelta!

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: