Papa Francisco: la estás liando parda.

Suegro del Papa.- Así que “los viejos tienen necesidad de cuidados y de compañía; los jóvenes, de trabajo y de esperanzas, pero no tienen ni lo uno ni lo otro y lo malo es que ya no lo buscan. Están aplastados en el presente.” Menuda frase.
Papa Francisco.- ¿Qué pasa? ¿No te parece verdad?
Suegro del Papa.- Sí, sí, por supuesto. Pero hasta el director de La Repubblica te lo ha dicho, que te metes en fregados que no son tuyos. Que eso corresponde a los políticos.
Papa Francisco.- No es verdad. Mientras yo sea Papa, la Iglesia se ocupará no sólo de las almas, sino de los cuerpos, que son el cobijo de la dignidad y grandeza de las almas.
Suegro del Papa.- Me ha gustado eso de que “cada uno tiene su idea del Bien y del Mal y tiene que escoger seguir el bien y combatir el Mal como él los concibe. Bastaría con esto para mejorar el mundo”. No habla así un Papa. La conciencia son los curas…
Papa Francisco.- Ni hablar. La conciencia es autónoma. Cada uno tiene la suya y a ella nos debemos.
Suegro del Papa.- Así que ¿el que manda es narcisista?
Papa Francisco.- No siempre, pero sí en muchos casos. Y es muy fácil serlo. Hay mucho pelota suelto por el mundo, y se concentran, como mosquitos a la luz, alrededor de los que “tenemos” poder.
Suegro del Papa.- Que Él te ayude, tío, porque la estás liando parda.
Papa Francisco.- ¿Tú crees? ¿Te parece que Jesús la lió poco parda? Dos mil años y aun estamos cambiando el mundo con los criterios que Él nos dio. No hemos podido olvidarlo, y puso precio: la vida, si es preciso.
Suegro del Papa.- Ya, pero Él no eres tú. Él era pobre, paleto si me apuras, un currela carpintero, del último lugar del último rincón del mundo. Y tú eres rico, inmensamente rico, tienes un banco que da beneficios, vistes de lujo, no tienes hambre… ¿Y pretendes volverte como Él? Y sobre todo, ¿qué otros lo hagan también? No te van a dejar.
Papa Francisco.- Ya verás cómo hay muchísima gente buena que lo va a intentar.
Papa Francisco.- A ver la que lías el viernes en Asís. Hay mucha expectación.
Suegro del Papa.- Recemos para que Dios me ayude.

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: