Papa Francisco: quien la haga que la pague. La ONU, los curas pederastas y el arzobispo Tomasi.

Suegro del Papa.- Eres un pardillo. ¡Mira que fiarte de la ONU!
Papa Francisco.- No es que me fíe: es que no hay alternativa.
Suegro del Papa.- Eso lo dices tú. Tú y tu representante, el arzobispo Tomasi, habéis picado como pajarillos. Ya tenían el informe preparado para daros una buena bofetada, dijerais lo que dijerais en la comisión.
Papa Francisco.- No lo creo. ¿Que ha podido haber un poco de mala fe y que han querido hacernos pagar errores pasados? Es posible, pero de ahí a que sean unos cínicos, por no llamarles otra cosa…
Suegro del Papa.- Pues lo son, Francisco, lo son. ¿Cómo te pueden pedir que revises tu posición sobre el aborto los miembros de una Convención sobre la protección de los niños que en su preámbulo habla de la protección del niño antes y después de nacer? ¿No es cinismo?
Papa Francisco.- Yo pienso que es más ideología, torticera, pero ideología. No cinismo.
Suegro del Papa.- Sigue así, pensando que todo el mundo es bueno; te las van a dar a dos carrillos. Son gentuza. Estoy seguro de que en la ONU se sientan pederastas…
Papa Francisco.- Calma, amigo. Que haya pederastas en otros sitios no me conforta nada. Me angustia. Un niño abusado es un dolor al que la Iglesia se tiene que sumar siempre, sea culpa de un cura o de un civil.
Suegro del Papa.- ¿Vas a contestar al documento de la ONU?
Papa Francisco.- Pues claro. Nosotros hemos firmado y ratificado esa Convención. Tomasi tiene instrucciones concretas.
Suegro del Papa.- ¿Qué instrucciones?
Papa Francisco.- Responder a los interrogantes y afirmaciones del documento y fijar clara y rotunda la posición: transparencia total en todos los casos y justicia terrenal implacable con los delitos, vengan de quien vengan. Con los de pederastia y con todos.
Suegro del Papa.- No suena mal. Pero verás que te lo retuercen. Al final te calzarán otro morrón.
Papa Francisco.- Puede ser. Pero la Iglesia santa, la que no delinque, podrá dormir tranquila y verse libre de los impresentables, que también los hay entre nosotros.

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: