Papa Francisco: cristianos coptos, empresarios de la muerte y mujeres al poder.

Suegro del Papa.- Te veo apagado.
Papa Francisco.- No se me quitan de la cabeza las atrocidades que estamos cometiendo los humanos: lo de los cristianos coptos me tiene destrozado. Pido a Jesús que me ayude porque en momentos así funde todo a negro.
Suegro del Papa.- Ya ha habido otros momentos así y los habrá. Lo has dicho tú mismo: está en el corazón del hombre. Son tan guerras y tan destructivas las grandes guerras como las pequeñas de los parroquianos que van con habladurías sobre sus vecinos al párroco.
Papa Francisco.- Pero eso sólo en cierto sentido. Lo que quiero decir es que todos somos terriblemente capaces de hacer daño.
Suegro del Papa.- Y lo hemos sido y lo seremos. ¿O no es algo parecido lo que pasaba en las Cruzadas con lo que pasó ahora con el Estado Islámico pero al revés?
Papa Francisco.- Lamentablemente sí. ¿Y esto quiere decir que el ser humano no ha avanzado en ocho siglos?
Suegro del Papa.- Depende de cómo lo mires, porque una de las mayores bestialidades ha sido el nazismo, con todo un pueblo, o casi, entregado a la causa y eso ha sido sólo el siglo pasado. Cambiando de tema: te han pedido los cardenales en el consistorio que lleves a las mujeres al poder en la Curia. Pueden tener más sensibilidad para los problemas que los que ahora llevan faldas por esos pasillos solemnes… ¿Lo harás?
Papa Francisco.- Algunas ya hemos incorporado, pero hay que hacerlo mucho más y en puesto más importantes.
Suegro del Papa.- Me ha gustado eso que has dicho de que los mártires cristianos con de todos: luteranos, calvinistas, ortodoxos, anglicanos…
Papa Francisco.- Y así es. Más aún: si me apuras, son patrimonio de la humanidad. Son gente que padece la barbarie hasta la muerte por fidelidad a sus principios, a sus creencias, a su manera de entender y explicar la vida. Son todo lo contrario de esos empresarios inmorales que venden armas a unos y a otros, incluso en el mismo conflicto, con tal de mantener sus fortunas.
Suegro del Papa.- Ya te he oído: “empresarios de la muerte”… Que descanses. Y que tengas paz.

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: