Papa Francisco: pagar en negro es pecado mortal. Donde no hay honor para los viejos, no hay futuro para los jóvenes.

Suegro del Papa.- La estás liando cada vez más gorda.
Papa Francisco.- ¿Por qué?
Suegro del Papa.- Porque estás cambiando hasta la lista de los pecados capitales. Ahora resulta que abandonar a los viejos es pecado mortal.
Papa Francisco.- ¿Y no te lo parece? Qué es más pecado: ¿dejar a tu padre o a tu abuelo tirados o pegarte una comilona hasta devolver? El pecado de la gula… Donde no hay honor para los viejos, no hay futuro para los jóvenes
Suegro del Papa.- No, dicho así… es más pecado abandonar a los mayores.
Papa Francisco.- Pues sí. Qué es más pecado ¿Un repentino ataque de rabia injusta, de ira o robar en el salario a tus empleados o pagarles en negro, robando así sus derechos sociales y los de los demás? ¡Esto es gravísimo! Y luego vamos a la Iglesia y damos limosna con eso que hemos robado a los demás. ¡Santo Dios, qué esquizofrenia, qué hipocresía!
Suegro del Papa.- Con lo de los ancianos eres machacón.
Papa Francisco.- Y con todos los temas de la familia. Si ni siquiera ahí hay estructuras válidas, respeto, solidaridad ¿cómo queremos que la haya en la sociedad o en el mundo? Es fundamental volver a subrayar y preparar para la responsabilidad de ser padres. Para ser un buen padre, lo primero es estar presente en la familia, compartir los gozos y las penas con la mujer, acompañar a los chicos a medida que van creciendo: cuando juegan y cuando trabajan, cuando no tienen preocupaciones y cuando están en dificultades.
Suegro del Papa.- Mira la que está liada ahora en Francia por ejemplo con dar un cachete o no darlo a los hijos.
Papa Francisco.- Los buenos padres son aquellos que saben “perdonar desde el corazón y corregir con firmeza” a sus hijos, y que les castigan cuando tienen que hacerlo, pero nunca les dan “una bofetada en la cara”. Ni en la cara del cuerpo ni en la cara del alma.
Suegro del Papa.- Estás pensando en el hijo pródigo.
Papa Francisco.- Pues sí: “Los hijos necesitan un padre que les acoja al volver a casa con sus fracasos. Harán todo lo posible para no admitirlo ni demostrarlo, pero lo necesitan. Y los padres a veces tendrán que castigarlos, pero nunca se da una bofetada en la cara”.
Suegro del Papa.- Eres un abuelazo…
Papa Francisco.- Pues claro: qué quieres a mi edad…

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: