Papa Francisco: Dolce y Gabana, La Camorra, Los Romanones de Granada y Barack Obama

Suegro del Papa.- Tienes unos cuantos líos encima de la mesa.
Papa Francisco.- ¿Por ejemplo?
Suegro del Papa.- Bueno: más que líos, posibilidades de líos o broncas. Por ejemplo: la Camorra, que apesta; el cura mallorquín Junípero Serra, conquistador de California a quien vas a canonizar; Dolce y Gabana y su lío de que los niños necesitan un padre y una madre físicos, y no dos papás; los curas pederastas de Granada, la visita a la Casa Blanca…
Papa Francisco.- Por partes. No es la Camorra la que apesta, que también. Son las sociedades corruptas. Por ejemplo muchas de Europa, sin ir más lejos, incapaces de garantizar los más mínimos derechos a sus conciudadanos, pero dados a la “borrachera y a la perdición”, como dice la canción. O por decirlo más claro, al mangue, a la mentira y al compadreo.
Suegro del Papa.- Vale, vale, que yo no digo que no.
Papa Francisco.- Y referido a fray Junípero Serra. No se pueden juzgar comportamientos del siglo XVIII con actitudes del siglo XXI. Junípero llevó una fe que muchos conquistadores utilizaron como escusa para imponerse. Pero él lo hizo de buena fe y, renunciando a todo, todo lo dio por entregar lo mejor que tenía: la buena noticia de que Dios también era el padre de los indios. Otros pensaban que eran sólo monos…
Suegro del Papa.- Y de Dolce y Gabana ¿qué me dices?
Papa Francisco.- Que cada uno puede opinar y pensar lo que quiera y expresarlo libremente. Es lo que han hecho ellos. De ahí a esa reacción furiosa de algunas personalidades e instituciones… Yo ya dije que no soy nadie para juzgar y lo sigo manteniendo: pero permítaseme al menos reconocer la noble sinceridad de estas dos personas. Por otro lado sus razonamientos para manifestar lo que manifestaron, cuando menos, son serios y objetivos desde su experiencia. Y tienen mucha.
Suegro del Papa.- No tiene nada que ver, pero me vienen ahora a la cabeza los Romanones pederastas de Granada.
Papa Francisco.- El arzobispo ya ha pedido perdón, pero no basta. Ahora está en manos del juez y es nuestra obligación ponernos a su disposición para lo que desee. Más aun: adelantarnos si hace falta. Al fin y al cabo nosotros hemos sido uno de los que pusimos en marcha la justicia en este caso.
Suegro del Papa.- Y ¿qué se te ha perdido en la Casa Blanca? Jesús ¿iría a la Casa Blanca?
Papa Francisco.- Jesús, ¿iría a dónde se pueden tomar y de hecho se toman decisiones que afectan a millones de seres humanos? ¿Iría a pedir justicia a quienes pueden darla? ¿Iría a pedir paz a quienes pueden hacerlo? ¿No comió con publicanos y pecadores? ¿No cenó con el riquísimo Zaqueo? Y además debo una cortesía: devolver la visita que el Presidente Barack Obama me hizo a mí en mi casa. Creo que algunas cosas buenas ya salieron de aquella visita…
Suegro del Papa.- Hoy me las has dado todas en los morros. Tienes días que eres imbatible. Que te dure, y feliz Domingo de Ramos. No te olvides que detrás de cada Domingo de Ramos, siempre hay un viernes santo, aunque luego llegue la resurrección.

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: