Papa Francisco: Méjico lindo, la usura, el jubileo y el Patriarca Kiril

 

Suegro del Papa.- ¿Nos vamos a Méjico?
Papa Francisco.- Pues sí. Con mucha ilusión.
Suegro del Papa.- ¿Con mucha ilusión o con mucha prisa?
Papa Francisco.- ¿Qué quieres decir?
Suegro del Papa.- Que llevas poco tiempo para muchas cosas… Ya lo dijo el obispo de Saltillo.
Papa Francisco.- Buen obispo, Raúl Vera. Y amenazado repetidamente por predicar el evangelio…
Suegro del Papa.- Te van a mirar con lupa, allí, y no sólo los mejicanos. Así que ¿sería bonito si la libertad, la tierra y el dinero volvieran a ser un bien para todos y no solo para algunos como ocurre en la actualidad?
Papa Francisco.- ¿No lo crees tú también? Si no me equivoco, sobre las cifras no estoy seguro, pero más o menos el 80 % de la riqueza de la humanidad está en manos de un 20 % de la gente. ¿Te parece normal?
Suegro del Papa.- Hay tantas cosas que no me parecen normales. Vuestro Jesús montaría hoy buenos escándalos…
Papa Francisco.- Es posible. El primero, a lo mejor, a mí, que no sé si vivo como debería…
Suegro del Papa.- Tampoco te martirices. ¿Así que el jubileo no es jubileo si no llega al bolsillo?
Papa Francisco.- El jubileo se celebraba en Israel cada 50 años como sabes. El objetivo era revertir situaciones injustas cada 50 años, saldar deudas impagables, recomponer los equilibrios sociales… Si no es así hoy, no tiene mucho sentido.
Suegro del Papa.- Eso no les gustará mucho a prestamistas y usureros…
Papa Francisco.- Cierto. La usura es una tragedia míresla como la mires. Hay cantidad de suicidios por su culpa.
Suegro del Papa.- ¿Sí?
Papa Francisco.- Más de los que parece, porque muchos suicidios debidos a la usura se ocultan por vergüenza. Son personas que no logran salir adelante porque no tienen esperanza, no tienen una mano extendida para ayudarles, sólo la mano para cobrarles…
Suegro del Papa.- ¿Qué me dices del patriarca ruso Kiril?
Papa Francisco.- Será emocionante el encuentro entre los dos en Cuba. Si se pudiera decir todo con un abrazo… Sé que él tiene la misma fe y esperanza que yo en las posibilidades de este encuentro para que logremos llegar a ser uno, como quiso el Señor.
Suegro del Papa.- Ya me contarás…

Papa Francisco: temen por su vida. Cuba, Fidel, Obama y Fray Junípero Serra

Suegro del Papa.- ¿Así que en la actualidad tenemos más mártires que en tiempos de los primeros cristianos?
Papa Francisco.- Muchos más. Piensa sólo en las víctimas del IS, que han hecho reducir el número de cristianos en Irak en casi un millón en 8 años. No todos asesinados: la mayoría huidos, refugiados. Pero casi es más martirio esto que la muerte directa.
Suegro del Papa.- ¿Serás tú el próximo mártir?
Papa Francisco.- ¿Qué dices? Eso son locuras.
Suegro del Papa.- Pues no lo son para Evo Morales, que dice que teme por tu vida…
Papa Francisco.- No entra entre mis cien primeras preocupaciones. Como dice el refrán “cuando te toca, ni aunque te quites y cuando no te toca, ni aunque te pongas”.
Suegro del Papa.- Optimismo.
Papa Francisco.- Y realismo y Providencia.
Suegro del Papa.- ¿Qué tal el viaje a Cuba y Estados Unidos?
Papa Francisco.- Al aeropuerto nos vamos ahora mismo. Todo preparado.
Suegro del Papa.- ¿Por qué has querido ver a Fidel? ¿Qué le vas a decir?
Papa Francisco.- Lo sabrás en cuanto se lo haya dicho a él, no antes.
Suegro del Papa.- Tienes un buen lío con la canonización de fray Junípero Serra…
Papa Francisco.- No se pueden ver las cosas de entonces con los ojos de hoy. Con los ojos de entonces, Junípero hizo un gran trabajo de lealtad y solidaridad con los indígenas, enfrentándose en muchos casos a lo que entonces eran los poderes. En definitiva: contracorriente.
Suegro del Papa.- Obama te ha hecho el regalo de levantar el embargo un día antes de tu llegada a Cuba.
Papa Francisco.- No del todo, no del todo. Pero todo son pasos.
Suegro del Papa.- Buen viaje.
Papa Francisco.- Gracias.

Papa Francisco a Cuba y Estados Unidos: Trío Matamoros, Virgen de la Caridad del Cobre, Torchia y los transexuales

Suegro del Papa.- ¿Cómo va el verano?
Papa Francisco.- Bien: va. Y ¿tú?
Suegro del Papa.- Yo de vacaciones. Tú no.
Papa Francisco.- Trabajamos un poco menos, pero trabajamos. Andamos, por ejemplo, preparando el viaje de septiembre a América.
Suegro del Papa.- Pero ¿qué preparas? ¡Si lo tienes todo vendido!. Has agotado el papel, como las grandes estrellas. ¡Tendrían que hacer cinco congresos americanos para que te puedan ver todos los políticos y familiares de políticos americanos que quieren verte y han pedido reserva de lugar!
Papa Francisco.- ¿Y no te parece motivo suficiente para preparar a conciencia este viaje a Cuba y Estados Unidos?
Suegro del Papa.- En Cuba vas al Cobre: ¿te sabes la canción del Trío Matamoros?
Papa Francisco.- ¿Cuál?
Suegro del Papa.- Aquella de “Y si vas al Cobre quiero que me traigas una Virgencita de la Caridad”.
Papa Francisco.- Pues te la traeré.
Suegro del Papa.- Es lo que te falta: andar trayendo regalos… A veces te imagino como un niño gastando bromas por el teléfono. Como cuando éramos chicos y marcábamos un número al azar a ver qué pasaba. A todos los que llamas, de entrada les parece una broma…
Papa Francisco.- Es la forma fácil que tengo para hablar con gente y sentir el mundo, sin poner en solfa y molestar a tanta gente por temas de mi seguridad personal.
Suegro del Papa.- Bueno. Eso es bueno que lo cuides, que hay mucho zumbado por ahí.
Papa Francisco.- No hay tantos…
Suegro del Papa.- ¿Cómo que no? Mira el pirado ese del Torchia que dice que has comparado a los transexuales con bombas nucleares. Todo para ganarse un poco de publicidad a tu costa…
Papa Francisco.- Bueno, no tiene mucha importancia. Todo el mundo sabemos quién es quién y allá cada cual con sus objetivos y planes. Hay dos palancas que pueden explicar muchas actitudes de la gente de hoy: falta de afecto y falta de laburo. Y en ambas, tenemos mucha parte de culpa toda la humanidad y especialmente nosotros, los cristianos.
Suegro del Papa.- ¡Me enciende, que lo justifiques todo! En fin: tú mismo…

A %d blogueros les gusta esto: