Papa Francisco: Méjico lindo, la usura, el jubileo y el Patriarca Kiril

 

Suegro del Papa.- ¿Nos vamos a Méjico?
Papa Francisco.- Pues sí. Con mucha ilusión.
Suegro del Papa.- ¿Con mucha ilusión o con mucha prisa?
Papa Francisco.- ¿Qué quieres decir?
Suegro del Papa.- Que llevas poco tiempo para muchas cosas… Ya lo dijo el obispo de Saltillo.
Papa Francisco.- Buen obispo, Raúl Vera. Y amenazado repetidamente por predicar el evangelio…
Suegro del Papa.- Te van a mirar con lupa, allí, y no sólo los mejicanos. Así que ¿sería bonito si la libertad, la tierra y el dinero volvieran a ser un bien para todos y no solo para algunos como ocurre en la actualidad?
Papa Francisco.- ¿No lo crees tú también? Si no me equivoco, sobre las cifras no estoy seguro, pero más o menos el 80 % de la riqueza de la humanidad está en manos de un 20 % de la gente. ¿Te parece normal?
Suegro del Papa.- Hay tantas cosas que no me parecen normales. Vuestro Jesús montaría hoy buenos escándalos…
Papa Francisco.- Es posible. El primero, a lo mejor, a mí, que no sé si vivo como debería…
Suegro del Papa.- Tampoco te martirices. ¿Así que el jubileo no es jubileo si no llega al bolsillo?
Papa Francisco.- El jubileo se celebraba en Israel cada 50 años como sabes. El objetivo era revertir situaciones injustas cada 50 años, saldar deudas impagables, recomponer los equilibrios sociales… Si no es así hoy, no tiene mucho sentido.
Suegro del Papa.- Eso no les gustará mucho a prestamistas y usureros…
Papa Francisco.- Cierto. La usura es una tragedia míresla como la mires. Hay cantidad de suicidios por su culpa.
Suegro del Papa.- ¿Sí?
Papa Francisco.- Más de los que parece, porque muchos suicidios debidos a la usura se ocultan por vergüenza. Son personas que no logran salir adelante porque no tienen esperanza, no tienen una mano extendida para ayudarles, sólo la mano para cobrarles…
Suegro del Papa.- ¿Qué me dices del patriarca ruso Kiril?
Papa Francisco.- Será emocionante el encuentro entre los dos en Cuba. Si se pudiera decir todo con un abrazo… Sé que él tiene la misma fe y esperanza que yo en las posibilidades de este encuentro para que logremos llegar a ser uno, como quiso el Señor.
Suegro del Papa.- Ya me contarás…

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: